Algunas consideraciones sobre los procesos de coaching

El cAmpolletaoaching debe ser entendido como un proceso de entrenamiento personalizado, lo cual implica centrarse en los procesos y dinámicas psicológicas propias del participante, las que sin lugar a dudas repercuten en su entorno laboral inmediato, pero no constituyen el foco de atención. Esta aclaración es significativa, debido a que muchas veces se confunde este proceso de intervención con talleres de capacitación en liderazgo o con expectativas de cambio a nivel de equipos o unidades de trabajo.

  • Independiente de lo anterior, es posible combinar el proceso de coaching con actividades grupales, pero manteniendo en claro que el centro del proceso de aprendizaje sigue siendo el coachee. De hecho, de acuerdo a nuestra experiencia, es altamente recomendable realizar actividades con el equipo donde se desempeña el participante, ya que nos entrega mayor información y retroalimentación de las dinámicas vividas por él y su equipo de trabajo.
  • Dentro del enfoque de intervención, se debe considerar como paso previo conocer el contexto laboral donde se desenvuelve el participante, es imposible que el entrenador comprenda las dinámicas y el impacto que éstas tienen en el participante sin manejar antecedentes como la distribución del poder, flujo de información, conflictos o logros previos (por nombrar algunas dinámicas), es más, no debe quedarse sólo con la información que le entrega el participante, lo ideal es confrontarlas con las percepciones de jefaturas o terceros directamente involucrados en el proceso. Lo anterior con el propósito de confirmar sus hipótesis de trabajo.  Con esto se quiere enfatizar en el hecho que el proceso de coaching no debe ser entendido como una actividad “a puertas cerradas”, donde el participante ingresa a un espacio de tiempo determinado y mágicamente se transforma en una nueva persona.  De hecho, esta mirada muchas veces distorsiona el proceso, generando expectativas que no serán cubiertas.
  • Deben existir sugerencias o sesiones de seguimiento, este tipo de aprendizaje no se cierra con la última sesión o no se puede esperar que el aprendizaje sea conclusivo, acotado sólo al tiempo de trabajo que duró el coaching, ésto porque estamos hablando de procesos de manejo emocional, autopercepciones, patrones cognitivos y conductuales, entre otras cosas, los cuales están arraigados o son constitutivos de nuestra personalidad. En esta etapa, es posible que la decisión de continuar profundizando con el proceso de autoconocimiento recaiga en la propia persona y no en la organización, aspecto que debiera ser informado por el entrenador. Este punto es crucial para manejar adecuadamente las expectativas de cambio y de cuánto de lo desarrollado en el proceso es factible de poner en práctica en el contexto de trabajo.
  • Finalmente ¿de qué sirve un proceso de coaching o de entrenamiento personalizado en un contexto psicológico? Debe servir para revisar y cuestionar el modo a través del cual interactuamos con los demás, cómo manejamos nuestras emociones, cómo influimos en los demás, cómo reaccionamos frente a diversas situaciones de trabajo, con el fin de disponer de mayores capacidades cognitivas, emocionales y conductuales. En la medida que profundizo en mi autoconocimiento, dispongo de mayores alternativas para tomar decisiones acordes a los desafíos o situaciones en las que me involucro.

Los seis comportamiento éticos en las prestaciones de servicio

Durante el año 2008, realicé entrevistas a profesionales y ejecutivos de empresas privadas en Chile, en el contexto de una investigación social para obtener un…
Leer

Consejos para tener presente en una entrevista de trabajo

Antes de la entrevista, 1) Obtenga información sobre la empresa a la que postula: a qué se dedican, tamaño, volúmenes de venta, estructura (googlee el…
Leer

Coordinación entre áreas

Vivimos en un mundo que se va haciendo cada vez más complejo, con un dinamismo y flexibilidad sin parangón en la historia de la humanidad.…
Leer